logo

Between es una empresa de servicios lingüísticos especializada en traducción jurada, con sede en el centro de Sevilla.

Calle Cuna 16, 1ª planta, 41004 · Sevilla (Sevilla)

Email: info@betweentraducciones.es

Teléfono: +34 684 069 214

Nombre (requerido)
Email (requerido)
Asunto
Mensaje

He leido y acepto la politica de privacidad
Leer Política de privacidad

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales es para gestionar la solicitud que realizas en este formulario de contacto. Legitimación: tu consentimiento. Destinatario: los servidores de Webempresa dentro de la UE ( Ver su política de privacidad). El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Derechos: de acceso, rectificación, limitación, supresión, portabilidad y olvido de los datos escibiéndome a info@betweentraducciones.es. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página de política de privacidad.

Síguenos:

info@betweentraducciones.es

Cómo elegir la mejor agencia de traducción

Between Traducciones > Between Traducciones  > Cómo elegir la mejor agencia de traducción
mejor agencia de traducción

Cómo elegir la mejor agencia de traducción

Si te estás preguntando cómo elegir la mejor agencia de traducción para el servicio que necesitas, sigue leyendo.

 

«Mi primo es políglota, ¿qué diferencia hay entre él y tú?» o «traductor puede ser cualquiera, ¿no? Para eso está Google Translate» … Estos son solo dos de los «topicazos» que los traductores tenemos que escuchar una y otra vez. Sí, puede que tengas un primo inglés, la diferencia está en que ser nativo no es un profesión y ser traductor sí. Y también puede que Google Translate te ayude un día a comprender, en líneas generales, de qué trata un texto, pero estoy segura de que no es capaz de traducir correctamente un testamento o una historia clínica. Una agencia de traducción, en cambio, garantiza la calidad que todo trabajo requiere; eso sí, siempre y cuando escojas correctamente.

 

¿Qué es una agencia de traducción?

 

A grandes rasgos, podemos decir que una «empresa de traducción» actúa como intermediario entre un profesional y el cliente final. La labor fundamental de una agencia de traducción es ofrecer soluciones lingüísticas rentables, rápidas y de máxima calidad, adaptadas a cada cliente. Lo que hacemos es, por tanto, asignar cada proyecto al profesional cuyo perfil se adapte mejor al encargo en cuestión y gestionar íntegramente el proceso, de modo que tú no tengas que ocuparte absolutamente de nada.

 

 

¿Qué hace una empresa de traducción?

 

Es lógico pensar que una agencia de traducción se dedica únicamente a realizar traducciones, pero la realidad es que solemos ofrecer más que este servicio. Te cuento en qué otras facetas se basa la actividad de una empresa de servicios lingüísticos.

 

Traducción simple

 

Las traducciones simples son aquellas que no tienen carácter oficial y, por tanto, pueden ser realizar por cualquier traductor nativo profesional sin que este tenga que estar necesariamente en posesión del nombramiento de traductor jurado. En Between Traducciones, por ejemplo, estamos especializados en traducción jurídica, traducción turística y traducción médica. Y es que los documentos de esta naturaleza requieren de traductores profesionales y experimentados debido al léxico y las estructuras que contienen.

 

Traducción jurada

 

Las traducciones juradas, al contrario de las traducciones simples, únicamente pueden ser realizadas por un traductor jurado oficial debidamente habilitado por el Ministerio de Asuntos Exteriores de España (MAEC). Para que una traducción se considere oficial, cada página debe estar revestida del sello y la firma del traductor jurado, quien, además, ha de incluir al final del documento una certificación mediante la cual da fe de que la traducción jurada es fiel y completa. Este servicio, que constituye aproximadamente el 90 % de la actividad de Between Traducciones, engloba multitud de documentos, entre los cuales cabe mencionar cualquier documentación académica, certificados de nacimiento, matrimonio o defunción, certificados de antecedentes penales, contratos o escrituras notariales.

 

Interpretación

 

Es frecuente confundir traducción con interpretación, pero lo cierto es que poco tienen que ver entre sí. La principal diferencia es que el canal de la primera es el medio escrito, mientras que de la segunda lo es el medio oral. Así, los intérpretes traducen oralmente a una lengua lo que una persona dice en otra lengua. Los contextos pueden ser muchos y muy variados: una conferencia, una reunión de trabajo, una entrevista, un interrogatorio ante la policía, una declaración en el juzgado o, incluso, ¡una boda! En cualquier caso, la labor de la agencia de traducción es localizar al intérprete más cualificado para ese encargo específico y concretar los detalles del proyecto.

 

Revisión

 

Respecto a las revisiones existe cierta controversia y diversidad de opiniones, ya que hay empresas de traducción que prefieren no ofertar este servicio o hacerlo según qué condiciones. Y tiene sentido. A menudo acuden a nosotros clientes que, generalmente, con el objetivo de ahorrarse algo de dinero, han optado por realizar ellos mismos la traducción y lo que solicitan es «únicamente» una revisión y, en ocasiones, también la jura de esa traducción revisada. Lo que ocurre es que la mayoría de las veces la calidad de la traducción realizada por el cliente es tan deficiente que no podemos aceptarla para revisión. En Between Traducciones, realizamos revisiones, pero únicamente en aquellos casos en los que la traducción haya sido realizada por otro traductor o traductor jurado, y el cliente no esté satisfecho con el resultado.

 

Corrección de textos

 

Al igual que ocurría con la traducción y la interpretación, este servicio también se confunde a menudo con la revisión de textos, aunque la realidad es que son completamente diferentes. La corrección profesional de textos consiste, como su nombre indica, en corregir textos redactados originariamente en una lengua. No demasiada gente es consciente de lo importante que es contar con la figura de un corrector profesional y, precisamente por ello, es complicado encontrar textos completamente libres de erratas. En este sentido, algunas empresas de traducción, entre ellas Between Traducciones, ofrecen un servicio de corrección de estilo, ortotipográfica y gramatical. Entre los documentos que conviene someter a un proceso de corrección profesional antes de ser publicados o entregados podemos mencionar las tesis y tesinas, publicaciones científicas, contenidos para páginas web, folletos turísticos, textos literarios o documentos publicitarios.

 

 

¿Cómo funciona una agencia de traducción?

 

Imagino que cada empresa de traducción tendrá su propia estructura y forma de trabajo, pero hoy quiero contarte qué pasos sigue cualquier empresa de servicios lingüísticos desde que recibe un encargo hasta que este se considera finalizado.

 

La agencia de traducción recibe el encargo

 

En nuestro caso, por ejemplo, el cliente puede hacernos llegar el documento o los documentos que desea traducir/revisar/corregir a través de nuestro correo electrónico (info@betweentraducciones.es) o el formulario de solicitud de presupuesto que figura en nuestro sitio web, en el cual, además de adjuntar los archivos, podrá seleccionar la fecha de entrega, la combinación lingüística y la modalidad de entrega. En el caso de las interpretaciones, pueden enviarnos toda la información a la misma dirección de correo electrónico. El primer paso consiste en analizar el encargo para, así, facilitar al cliente un presupuesto cerrado y acordar los términos de la entrega. Una vez aprobado y confirmado el presupuesto, se comienza a gestionar el proyecto.

 

Gestión de proyectos

 

Lo siguiente es seleccionar al profesional (traductor, traductor jurado, intérprete o corrector) más idóneo para desempeñar esa tarea concreta. Por tanto, en función de la disponibilidad, el ámbito de especialidad y la combinación lingüística, el gestor de proyectos, que, en nuestro caso, soy yo, gerente de la empresa, asignará el proyecto a un profesional u otro.

 

Desarrollo del trabajo

 

Una vez que el proyecto está asignado, ¡solo queda comenzar a trabajar! En nuestra agencia de traducción somos conscientes de que la mayoría de los clientes que acuden a nosotros lo hacen en unas circunstancias muy concretas y, generalmente, con el tiempo pisándoles los talones. Por ello, tratamos todos los encargos con carácter urgente y trabajamos a un ritmo fuerte para completarlos en el menor tiempo posible.

 

Revisión

 

En el caso de las traducciones y las traducciones juradas, lo habitual es someterlas a un proceso de revisión llevado a cabo por un segundo traductor o traductor jurado. Ya sabes lo que dicen: ¡cuatro ojos ven más que dos!

 

Entrega al cliente

 

Cuando la traducción, la corrección o la traducción jurada está terminada, el último paso es hacérsela llegar al cliente del modo escogido por este: normalmente, mensajería, correo certificado o correo urgente. Hecho esto, nosotros, por ejemplo, siempre facilitamos un código de seguimiento, de manera que el cliente pueda controlar el envío. Desde nuestra empresa de traducción realizamos ese mismo rastreo hasta asegurarnos de que figura como entregado. También ocurre a veces que el cliente no necesita el documento físico, por lo que la entrega se realiza únicamente por correo electrónico. Finalmente, en aquellos casos en los que se solicita recoger la documentación traducida en nuestra agencia de traducción, en Sevilla, me encargo de recibir personalmente a cada cliente y explicarle cualquier duda que le pueda surgir.

 

Pero nuestros servicios no terminan aquí. Siempre que lo necesites puedes contactar con nosotros para, por ejemplo, solicitar copias de una traducción jurada o consultarnos cualquier duda. En Between Traducciones somos muy conscientes de que el éxito de una empresa de traducción radica no solo en el equipo que la integra, sino en los clientes que confían en ella. Por esta razón, cuidamos al máximo cada detalle con el fin de ofrecer un servicio adaptado a las necesidades de cada persona.

 

 

Requisitos y valores que debe reunir una empresa de traducción

 

Aunque solo en España operan más de 300 agencias de traducción, la mayoría de ellas no alcanzan a cumplir con determinados estándares de calidad. ¿Os imagináis una empresa de servicios lingüísticos que realice traducciones juradas sin contar con un traductor jurado entre sus miembros y sin conocer las especificidades de la traducción jurada? Lamentablemente, las hay. Muchas agencias prometen plazos imposibles, tarifas muy atractivas para el cliente, pero denigrantes para la profesión, y traducciones realizadas por traductores nativos que en realidad son traducciones automáticas de Google o trabajos realizados por estudiantes en prácticas que no han completado su formación y, por supuesto, al gerente no le suponen ningún coste. Triste, pero cierto.

 

Una buena agencia de traducción debe reunir los siguientes requisitos:

 

Contar con traductores especializados

 

Traducir documentación especializada requiere, además de dominar con fluidez el par de idiomas de trabajo, conocer en profundidad el ámbito de especialidad. Personalmente, no confío en los profesionales que dicen ser expertos en la traducción de todo tipo de textos, fundamentalmente porque es imposible. En mi opinión, no basta con saber un poco de todo. Una empresa de traducción de calidad es aquella que focaliza su actividad en aquello en lo que es realmente buena y trabaja exclusivamente con profesionales expertos en cada materia. Eso es lo que marca la diferencia.

 

Contar con profesionales nativos

 

Lo ideal es que el traductor traduzca siempre hacia su lengua materna y, en caso de que realice una traducción inversa (desde su lengua materna), que esta sea supervisada por un profesional nativo antes de ser entregada al cliente. Repito: profesional. Y es que, como hemos mencionado antes, ser nativo no es una profesión. En toda agencia de traducción, los colaboradores deberían contar con los conocimientos y la experiencia suficientes para desempeñar adecuadamente las funciones de su puesto y saber responder ante cuestiones complejas que puedan surgir durante los proyectos.

 

Cumplir con los plazos de entrega

 

Las buenas empresas de traducción respetan rigurosamente los plazos acordados con el cliente. Si, por el motivo que sea, no podemos cumplir con los términos de un proyecto, lo mejor es (aunque nos duela hacerlo) ser sincero. Es fundamental saber establecer nuestros propios límites y ser honestos con nosotros mismos y con los clientes que confían en nosotros.

 

Respetar la confidencialidad de la información

 

Toda agencia de traducción debe comprometerse a tratar la información y los documentos proporcionados por el cliente con la máxima confidencialidad, de manera que únicamente el traductor, traductor jurado, corrector o revisor encargado del proyecto tenga acceso a estos.

 

 

¿Cómo escoger la empresa de traducción correcta?

 

Si algo hacemos todos a la hora de adquirir un producto o contratar un servicio es contactar con varias empresas a las que pedir presupuesto. Intentamos conocerlas, pedir referencias, comparar los distintos servicios y ventajas que ofrecen… Hasta ahí todo bien. Lo complicado comienza cuando tenemos que elegir. Mucha gente tiende a decantarse por la empresa que ofrece el presupuesto más bajo, pero, desde mi punto de vista, este es un craso error. Si vas a trabajar con una agencia de traducción, deberías tener en cuenta todos estos factores:

 

Que en su web figure una dirección física

 

Desconfía de toda empresa de servicios lingüísticos que no proporcione unos datos de contacto claros. Muchas de las agencias de traducción que no tienen dirección física son «empresas virtuales» que ante un problema pueden «desaparecer» sin que haya modo de contactar con ellas. Además de consultar su sitio web, para más seguridad puedes comprobar que tenga ficha en Google y se muestre tanto en la Búsqueda como en Maps. Si es así, quiere decir que sus datos están verificados y, por tanto, esa empresa de traducción existe y se encuentra en la dirección señalada. Puedes comprobar nuestra información aquí.

 

Que brinde una atención rápida y personalizada

 

Si te limitas a leer la descripción que las distintas empresas de traducción ofrecen de sí mismas, te parecerán iguales. Todas cuentan con los mejores colaboradores, tienen muchísimos años de experiencia, son líderes en su ciudad, respetan los plazos de entrega y etcétera, etcétera. En este sentido, uno de los aspectos que te puede dar una pista a la hora de elegir la agencia de traducción adecuada es la atención recibida. Y aquí entra todo: la rapidez, la profesionalidad, la honestidad, las explicaciones facilitadas…

 

En Between, una de nuestras principales prioridades es brindar un trato especial y diferenciado a cada cliente. Por ello, me encargo de atender personalmente cada una de las llamadas y los mensajes que recibimos diariamente a través de las distintas vías que ofrecemos (teléfono, correo electrónico, formulario de presupuesto, etc.) y enviar un presupuesto adaptado a cada cliente en menos de una hora. Aquí tendrás una persona de contacto solo para ti, no hablarás un día con una y otro día con otra. Siempre te atenderé yo, por lo que el proceso será mucho más sencillo, evitaremos confusiones y estaremos en permanente contacto.

 

Que te ofrezca un presupuesto cerrado

 

A nadie nos gusta llevarnos sorpresas, por eso creo que es importante que la empresa de servicios lingüísticos elabore un presupuesto cerrado en el que, además, se especifiquen claramente los servicios incluidos y las fases que puede atravesar el proyecto (cada caso será diferente): preparación de los textos, traducción, control de calidad, maquetación, etc. Aquí el cliente también debe aportar su granito de arena y, si prevé que pueden producirse cambios en el documento que ha enviado a la agencia de traducción, conviene que lo notifique para que esta pueda informarle acerca de las modificaciones que puede sufrir el presupuesto. Así, evitamos sustos.

 

Que tenga buena reputación

 

La mejor manera de comprobar la reputación de una empresa de traducción es, sin duda, consultar las reseñas que han dejado sus clientes en Google. Con todo, desconfía de aquellas que tienen, por ejemplo, veinte reseñas con la misma antigüedad, ya que es más que probable que, en el mismo momento, pidieran ayuda a varias personas para darle un empujón a su imagen. Fíjate en las empresas con reseñas reales, es decir, que reciben opiniones con cierta continuidad e interactúan con sus clientes respondiendo a estas. Between Traducciones es, actualmente, la agencia de traducción con mayor número de reseñas positivas y, por tanto, mejor valoración por parte de sus clientes. Puedes comprobarlo aquí.

 

Que las traducciones juradas sean realizadas por traductores jurados

 

Sé que puede parecer algo obvio, pero, desafortunadamente, hay empresas que cuentan en su plantilla con un único traductor jurado que se encarga de jurar todas las traducciones, las cuales, a menudo, son realizadas por becarios o traductores no jurados que, por más tiempo que lleven trabajando, no cuentan con la formación necesaria (y, por tanto, es muy posible que metan la pata). Es cierto que este es un aspecto difícil de comprobar, pero siempre puedes pedir a la agencia de traducción que te facilite los datos del traductor jurado antes de confirmar el proyecto (así al menos verá qué sabes de qué va el tema). Y es que todos los traductores jurados habilitados por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España (MAEC) figuramos en un listado elaborado por el propio Ministerio, en el cual se recogen nuestros datos de contacto y el número que se nos asignó al recibir el nombramiento. Puedes consultarlo tú mismo aquí. Nosotros estaremos encantados de facilitarte cualquier información que necesites.

 

Que sea sincera con respecto a los plazos

 

No pienses que es peor o menos profesional la empresa de traducción que te dice que le resulta imposible traducir 9.000 palabras en dos días. Todo lo contrario: es honesta. Desconfía de aquella que afirma que sí lo puede hacer porque lo hará, sí, pero utilizando alguna herramienta como Google Translate. Para que te hagas una idea, un traductor tiene capacidad para traducir (bien) un máximo de 3.000 palabras diarias. Tomando este valor como referencia, mi consejo es que no dejes tus documentos en manos de una agencia de traducción «capaz» de cumplir con plazos que son, en realidad, imposibles. Sé realista y confía en quien también lo sea

 

No te quedes con el presupuesto más barato

 

Si recibes varios presupuestos de distintas empresas de traducción y uno es mucho más bajo que el resto, sospecha. Probablemente a esa agencia le sale muy barata tu traducción porque, como he mencionado antes, su plantilla se compone de becarios, estudiantes en prácticas o colaboradores a los que no paga o paga unas tarifas irrisorias porque están empezando en la profesión y se conforman con ello.

 

Tampoco quiero decir que te decantes por el más caro, sino que tengas en cuenta otros factores. Asegúrate de que es un presupuesto cerrado, en el cual se especifica además la fecha de entrega y las condiciones de pago. En Between Traducciones concretamos todos estos detalles, además del modo de envío o recogida, antes de dar por confirmado un encargo y comenzar a trabajar. Así, evitamos malentendidos y todo va mucho más rápido.

 

Por último, no debes olvidar el factor subjetivo. Si has encontrado una agencia de traducción que te parece profesional, cuyo trato ha sido más personal y cercano, entonces no lo dudes (aunque su presupuesto no sea el más barato). Guíate también por tu intuición y el feeling inicial. Alguna vez nos hemos encontrado con posibles clientes que nos han pedido una rebaja en el presupuesto porque querían trabajar con nosotros, pero otra empresa les ofrecía un precio más bajo. Mi respuesta es siempre la misma: con mucha frecuencia, lo barato sale caro. Si una empresa de traducción te da más confianza que otra, ¡algo habrá hecho bien! Si tienes en cuenta esto, estoy segura de que tomarás la decisión más acertada.

 

 

Consejos finales para contratar una agencia de traducción

 

Aunque es cierto que no es fácil apreciar todos los detalles anteriores cuando se produce el primer contacto con una empresa de traducción, si prestamos un poco de atención y planteamos nuestras dudas, enseguida notaremos si podemos o no confiar en su trabajo. La rapidez a la hora de responder, la seguridad en la respuesta, la firmeza del presupuesto, ¡¡las tarifas y los plazos!!… Estas son algunas de las «pistas» que pueden alertarte.

 

A todos nos gusta cuidar nuestro bolsillo, pero, de verdad, no creas que una empresa o un profesional que ofrece 0,02 cts./palabra va a realizar una traducción manual y no automática (probablemente, ni siquiera sean profesionales), ni que es posible realizar y revisar una traducción de 2.000 palabras (de calidad) en cuatro horas. ¡Que no te engañen!

 

Pide presupuesto Sin Compromiso
No Comments

Post a Comment

Comment
Name
Email
Website

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

error: Content is protected !!