Traducción Jurada Sevilla

Profesionales que marcan la diferencia

Especialistas en traducción jurada

Se trata de una traducción con validez legal ante las administraciones públicas, las instituciones oficiales y los tribunales.
«Traducción jurada» es la denominación que recibe en España la traducción oficial de documentos llevada a cabo por los traductores jurados nombrados por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación. Realizamos traducciones juradas en Sevilla y hacemos envíos nacionales e internacionales.
Estas traducciones acreditan la veracidad de un documento en un país donde el idioma del texto original no es oficial y da fe de que el contenido de ambos documentos coincide plenamente. Los traductores jurados son los únicos que cuentan con el nombramiento pertinente para ofrecer este servicio.

Todo lo que debes saber sobre la traducción jurada

En Between, nuestra agencia de traducción, somos conscientes de que el ámbito de la traducción jurada es un gran desconocido para muchos de vosotros y, por esta razón, queremos responder a las preguntas que con más frecuencia se hacen nuestros clientes.

Se pueden realizar traducciones juradas de cualquier tipo de documento, desde un testamento hasta un certificado médico. No obstante, a continuación, os incluimos algunos de los más solicitados:

  • Títulos universitarios y expedientes académicos
  • Certificados de nacimiento, matrimonio o defunción
  • Certificados de antecedentes penales
  • Libros de familia
  • Expedientes de adopción
  • Permisos de residencia
  • Escrituras notariales
  • Testamentos otorgados en el extranjero
  • Poderes notariales otorgados en el extranjero
  • Declaraciones juradas
  • Demandas y sentencias
  • Documentación aportada en procesos judiciales
  • Contratos laborales, de compraventa y arrendamiento
  • Patentes
  • Estatutos de empresa
  • Constancias de trabajo y cartas de recomendación

A diferencia del resto de traducciones, en las traducciones juradas se especifica cada uno de los detalles del documento (firmas, emblemas, logotipos, sellos, información ilegible, etc.). Además, va acompañada en todas sus páginas de la firma y el sello del traductor jurado.

Al final del documento se incluye una certificación en la que el traductor jurado da fe de que se trata de una traducción fiel y completa del documento original.

No existe una norma que determine cuándo se necesita una traducción simple o cuándo una jurada. Por tanto, si no estás seguro de si necesitas una traducción jurada, te recomendamos que te pongas en contacto con el organismo que ha solicitado la traducción.

Generalmente, suele tratarse de instituciones u organismos oficiales, como registros, juzgados, ministerios u organismos de la Administración pública, universidades y centros educativos.

Es el propio Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación (MAEC) quien acredita que nuestros traductores están debidamente cualificados para acceder al nombramiento de Traductor-Intérprete Jurado.

En Between, garantizamos que todas las traducciones son realizadas por traductores jurados autorizados por el MAEC y, por tanto, tienen carácter oficial. Si tienes cualquier duda, ponte en contacto con nosotros y estaremos encantados de atenderte.

No existe ninguna norma al respecto, pero nuestros traductores jurados intentan imitar el formato del documento original con la mayor fidelidad posible para que al receptor de la traducción le resulte más sencillo encontrar la información y pueda cotejar los datos traducidos con los del original.

Además, el traductor jurado no tiene potestad para realizar ningún tipo de corrección, añadir datos que no figuren en el documento original u omitir detalles que sí aparezcan en el mismo.

En caso de que algún elemento del texto no se pueda leer correctamente, el traductor jurado indicará que esa información es ilegible. Aunque el cliente pueda asegurar de qué se trata, el traductor no lo podrá incluir en la traducción si no aparece de manera clara en el texto.

En este caso, no se traducirán. Los traductores jurados solo podemos traducir desde y hacia el idioma para el que estamos autorizados. Si, por ejemplo, tiene que traducir un certificado de español a inglés y en él figura también un sello en francés, este quedará sin traducir. Generalmente, el traductor jurado señala que parte del texto está redactada en un idioma que no está habilitado para traducir.

En caso de que esa información no se pueda omitir, existe la posibilidad de recurrir a un segundo traductor jurado de ese idioma e incluir al final del documento la certificación de los dos traductores.

 

No, no necesitamos el documento original para trabajar. Basta con que nos envíes una copia escaneada legible del documento, que posteriormente se adjuntará fechada y sellada a la traducción jurada.

Enviamos las traducciones a cualquier ciudad por correo certificado, correo urgente o mensajería, según lo decida el cliente. También realizamos envíos al extranjero.

En ambos casos, los gastos de envío se añadirán al presupuesto y se abonarán al mismo tiempo que la traducción. Si resides en Sevilla, puedes recoger tu traducción jurada en nuestra oficina.

Las traducciones juradas se deben presentar siempre en papel. No obstante, si el cliente lo solicita, es posible escanear la traducción firmada y sellada, y enviarla para que pueda disponer de una copia en formato electrónico.

Por tanto, si quieres una copia escaneada, solo tienes que indicarlo en el cuerpo del mensaje cuando solicites presupuesto y te la enviaremos sin coste adicional.

Sí, podemos enviarte varias copias de la traducción jurada o puedes contactar con nosotros si en el futuro necesitas presentar de nuevo una traducción. El precio de las copias es inferior al de la traducción. ¡Pide presupuesto sin compromiso!

Depende. En este caso deberíamos ver primero el texto original y la traducción, ya que el criterio de traducción varía de un traductor a otro y, en ocasiones, la calidad de la traducción es deficiente. En muchas ocasiones, revisar un texto ya traducido conlleva más tiempo y esfuerzo que traducirlo desde cero. En ese caso, es más que probable que nos neguemos a jurarlo.

Jurar un documento conlleva una responsabilidad. Por ello, si aceptamos jurar la traducción, habrá que revisarla y se aplicará, por tanto, una tarifa de revisión.

¿Por qué Between Traducciones?

Hoy, más que nunca, es esencial contar con una empresa de traducción especializada en traducción jurada como Between. Un colaborador de confianza que te garantice la más alta calidad y profesionalidad, siempre dentro de los plazos establecidos y bajo la más estricta confidencialidad.

Tenemos la traducción que necesitas.

¿Necesitas un Traductor jurado en Sevilla? ¿Necesitas una Traducción Jurada en cualquier otro idioma? ¡No esperes más y contacta con nosotros!

PIDE PRESUPUESTO
Ir arriba
Call Now Button