logo

Between es una empresa de servicios lingüísticos especializada en traducción, con sede en Sevilla.

Calle Cuna 16, 1ª planta, 41004 · Sevilla (Sevilla)

Email: info@betweentraducciones.es

Teléfono: +34 684 069 214

Últimas noticias

Contacta con nosotros

Nombre (requerido)
Email (requerido)
Asunto
Mensaje

He leido y acepto la politica de privacidad
Leer Política de privacidad

Síguenos:

info@betweentraducciones.es

Por qué no debes hacer una traducción tú mismo

Between Traducciones > Gestión del trabajo  > Por qué no debes hacer una traducción tú mismo
Traduccion propia

Por qué no debes hacer una traducción tú mismo

Todos hemos tratado de ahorrar dinero queriendo realizar cosas por nosotros mismos. De ahí la moda que hay en todas las redes sociales: «do it yourself» o DIY. Tutoriales donde te enseñan a realizar diversas tareas por ti mismo para ahorrar un dinero y conseguir resultados originales. Pero, ¿merece la pena hacer una traducción uno mismo?

 

Aquí os dejamos algunas razones por las que no es buena idea:

 

1. Tiempo. Vas a tener que consultar diccionarios, traductores online, libros de gramática. Es obvio que vas a dedicar mucho más tiempo que un profesional que lo realiza día a día y tiene un mayor dominio. Invertirás más tiempo y arriesgarás la calidad de la traducción. De hecho, ahora mismo, buscando trucos para hacer una traducción, estás perdiendo el tiempo.

 

2.El tiempo tiene un coste. Este puede ser monetario o no. Si ese tiempo se traduce en horas de trabajo es dinero invertido. Pero si, en cambio, ese tiempo es sinónimo de tener que renunciar a otras cosas de tu vida, tiene un coste de oportunidad.

 

3. Falta de experiencia y especialización. La falta de experiencia puede provocar que cometas errores en cosas muy básicas, o que pierdas mucho tiempo en cosas sencillas. Todo ello se apreciará en el resultado de la traducción y la falta de precisión del texto.

 

4. Falta de fidelidad al texto original. Las traducciones nunca se hacen literalmente, ya que hay que tener en cuenta el contexto de la misma y analizar el sentido de todas y cada una de las frases. Por tanto, puedes traducir cosas que no requieren traducción o bien cambiar el sentido del texto.

 

5. Evita una mala imagen. Un error de traducción puede hacer que pierdas credibilidad ante terceros. Imagínate que haces tú mismo la traducción de tu página web, un usuario detecta un error de traducción e, inmediatamente, decide no comprar.

 

6. No somos realista a la hora de considerar nuestro nivel de inglés. Bien tú mismo, bien tus empleados. En una situación así todos vamos a sobrevalorar nuestro nivel de idiomas, y más si estamos ante un texto especializado que use vocabulario técnico. ¿Por qué buscas trucos para hacer una traducción si lo dominas a la perfección? O, ¿has decidido encargárselo a un trabajador? La mayoría de ellos no son realmente sinceros con su nivel.

 

7. Errores de los traductores online. Esto requiere poco comentario. Todos hemos vistos los numerosos errores que cometen.

 

¿Hacer una traducción tu mismo?

 

No te arriesgues, no hay trucos milagrosos para conseguir una buena traducción. Si necesitas una traducción profesional consulta a aquellos que lo hacen día tras día: los traductores.

No Comments

Post a Comment

Comment
Name
Email
Website

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.