imagen revisión y correccion

Traducción jurada es el término asignado en España a una traducción oficial con validez legal. Esta validez es ante las administraciones públicas, las instituciones oficiales y los tribunales. La traducción jurada certifica la fidelidad y autenticidad de un documento en un país donde la lengua en la que ha sido redactado el texto original no es oficial, y da fe pública de su exactitud.

Los traductores jurados, también denominados traductores oficiales, son los únicos habilitados por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación para certificar una traducción, de modo que tenga validez legal.

En nuestra Agencia de Traducción somos conscientes del desconocimiento que existe sobre la traducción jurada y, por ello, hemos querido dar respuesta a algunas de las preguntas más comunes relacionadas con este ámbito.

Cualquier documento puede necesitar una traducción jurada, desde un libro de familia hasta una patente. A continuación, encontraréis un listado de los documentos más solicitados por nuestros clientes:

  • Certificados de antecedentes penales
  • Apostilla de la Haya
  • Títulos universitarios y expedientes académicos
  • Certificados de nacimiento, matrimonio o defunción
  • Libros de familia
  • Permisos de residencia
  • Expedientes de adopción
  • Testamentos otorgados en el extranjero
  • Poderes notariales otorgados en el extranjero
  • Documentación aportada en procesos judiciales
  • Declaraciones juradas
  • Demandas y sentencias
  • Estatutos de empresa
  • Contratos laborales
  • Contratos de compraventa y arrendamiento
  • Constancias de trabajo y cartas de recomendación

La principal diferencia entre la traducción jurada y la no jurada es la precisión y meticulosidad que la primera requiere. Debemos traducir el texto y todos los elementos presentes en el mismo (legalizaciones, sellos, firmas, información ilegible, etc).

Asimismo, cada página está revestida de la firma y el sello del traductor jurado y, al final del documento, se añade una certificación mediante la cual el traductor acredita que el texto «es una traducción fiel y completa al [idioma de destino] de un documento redactado en [idioma de origen]».

Sí, de hecho, es el Ministerio de Asuntos de Exteriores y de Cooperación (MAEC) el que garantiza que un traductor está debidamente especializado y es competente para obtener el nombramiento de Traductor-Intérprete Jurado y actuar como tal.

En Between, todas las traducciones son llevadas a cabo por traductores jurados formalmente autorizados y, por consiguiente, tienen carácter oficial y validez legal.

No existen pautas que rijan los aspectos relacionados con el formato de las traducciones juradas, pero nuestros traductores oficiales tratan de emular de manera fidedigna la configuración del original con el fin de facilitar el posterior cotejo de los documentos por parte del organismo responsable de dicha acción.

Además, el traductor jurado no está autorizado a realizar modificaciones, adiciones u omisiones en la traducción. Si, por ejemplo, el texto incluye algún elemento que no es posible leer o interpretar correctamente, el traductor oficial señalará que dicha información es ilegible.

En ningún caso se podrá incorporar a la traducción jurada si no figura de manera evidente en el texto original.

No es necesario que envíes o presentes la documentación original en nuestra oficina de Sevilla. Podemos trabajar con una copia legible del documento que, más tarde, el traductor anexará, previamente fechada y sellada, a la traducción jurada.

Si reside en Sevilla, puede acudir a nuestra oficina para recoger su traducción jurada.

En caso de no poder o residir en otra ciudad, ya sea en España o en el extranjero, le enviaremos su traducción jurado mediante correo certificado, correo urgente o mensajería, según nos indique.

Generalmente, es obligatorio presentar las traducciones juradas en papel. No obstante, si lo solicita, podemos escanear la traducción jurada, previamente firmada y sellada, así como la copia adjunta del documento original, y enviársela mediante correo electrónico (sin coste adicional alguno). Así, agilizamos el proceso o, sencillamente, para que cuente con una copia digital.

Es importante, eso sí, que lo indique antes de enviar o entregar la traducción jurada en formato físico.

Por supuesto, le entregaremos tantas copias como necesite. Incluso si, transcurrido un tiempo desde que contratara nuestros servicios, necesita volver a presentar la traducción jurada, puede solicitárnosla. Guardamos siempre los proyectos por si algún día nuestros clientes lo necesitan.

Depende siempre de la calidad de la traducción. Cuando esta es deficiente, revisar el documento ya traducido implica más tiempo y un esfuerzo mayor. Lo más probable es que nos neguemos a hacerlo, ya que jurar una traducción supone una responsabilidad para el traductor jurado.

Además, si consideramos que la calidad del texto no es suficiente, se aplicará una tarifa de traducción. Con lo cual el coste será el mismo que si hubiera encargado la traducción jurada desde un primer momento.

Between Traducciones ofrece un servicio de traducción jurada profesional a cargo de traductores oficiales.

 

¿Necesita un Traductor Jurado en Inglés?¿Necesita una Traducción Jurídica en Francés? o ¿En cualquier otro idioma?

 

Póngase en contacto con nuestro equipo de traductores jurados. Te garantizamos calidad, confidencialidad y puntualidad en cada una de vuestras traducciones.