Las tecnologías y los medios de comunicación nos han hecho avanzar hacia una sociedad que basa su exposición y entretenimiento en productos audiovisuales. El derecho al ocio y la cultura constituyen la base fundamental para el desarrollo de una comunidad, pero la realidad es que muchos sectores ven limitado, cuando no impedido, el acceso a este derecho.

Servicio de Audiodescripción

La audiodescripción es el conjunto de transcripciones literarias de la imagen de una obra audiovisual. El espectador ciego o con algún tipo de discapacidad visual logrará captar el lenguaje no verbal de los actores. De modo que podrá conocer el ambiente y el contexto del producto audiovisual sin tener que preguntar a su acompañante y conseguirá no perderse ni un solo detalle del contenido de la obra que tiene delante.

Nuestra empresa de traducción está muy concienciada de la importancia que tiene la accesibilidad y, por ello, ofrecemos un servicio de audiodescripción profesional para todo tipo de audiovisuales:

  1. Manifestaciones culturales de carácter visual. Películas, series y documentales para:

  • Televisión

  • Cine

  • Vídeo

  • Internet

  1. Producciones grabadas en cualquier soporte

  1. Espectáculos en directo como:

  • Teatro

  • Musicales

  • Galas

  1. Espacios culturales:

  • Monumentos: iglesias, palacios, etc.

  • Museos y exposiciones

  • Entornos naturales y espacios temáticos

La obra ya está hecha y no nos corresponde a nosotros ni juzgarla ni mejorarla, tampoco suplir pretendidas carencias ni disimular pretendidos excesos. Nuestra obligación es reescribir los bocadillos necesarios y evitar transmitir cualquier punto de vista subjetivo.

Audiodescribir» no es equivalente de «explicar la obra». Por tanto, evitamos en todo momento describir lo que se desprende o deduce fácilmente de esta. Asimismo, somos perfectamente conscientes de que no se deben descubrir ni adelantar sucesos de la trama ni se deben romper situaciones de tensión dramática, suspense o misterio.

Siempre respetamos los datos que aporta la imagen, sin censurar ni recortar. En el guion incluiremos la información aportada por subtítulos ocasionales, letreros, avisos y títulos de crédito, resumiendo aquellos que sean excesivamente largos cuando el hueco de mensaje sea corto.

NORMA UNE 153020:2005

En Between confeccionamos los guiones audiodescriptivos cumpliendo en todo momento con la norma UNE 1503020: 2005. «Audiodescripción para personas con discapacidad visual. Requisitos para la audiodescripción y elaboración de audioguías», que regula este servicio. En ella se recogen los requisitos necesarios para audiodescribir:

Antes de empezar una audiodescripción es fundamental ver la obra, comprenderla, tomar nota de detalles significativos para la trama, prestar atención al lenguaje cinematográfico del director, calibrar los huecos del mensaje y asimilar los diferentes ritmos del audiovisual. Además, el audiodescriptor deberá consultar la documentación referente al entorno y la temática de la obra que se describe para así utilizar el vocabulario adecuado. Cada obra es única y debemos partir de cero con cada guion.

El guion debe tener en cuenta la trama de la acción dramática y, en segundo lugar, los ambientes y datos plásticos contenidos en la imagen. La información debe ser siempre adecuada al tipo de obra y a las necesidades del público al que se dirige.

Respecto al estilo de escritura del guion, este será fluido y sencillo, con frases de construcción directa, y evitará cacofonías, redundancias y pobreza de recursos idiomáticos. Para la redacción de guiones audiodescriptivos en español, seguimos siempre las normas gramaticales establecidas por la Real Academia Española de la Lengua.

El audiodescriptor siempre utilizará una terminología específica y apropiada para cada obra que se describe. Recurrirá a adjetivos concretos, evitando los de significado impreciso. Además, siempre se aplicará la regla espacio-temporal, que consiste en aclarar el «cuándo», «quién», «cómo», «qué» y «dónde» de cada situación que se describe.

Todos nuestros guiones siguen un proceso de revisión llevado a cabo por un segundo guionista. Por ello, realizará las correcciones necesarias para adecuar el guion a las normas de audiodescripción e incorporarlas.